antipatriarcales, antifascistas, antiimperialistas

antipatriarcales, antifascistas, antiimperialistas

buscar

Síguenos en Twitter:

Insurrectasypunto es integrante de

Apostasía Colectiva en Argentina

Venezuela: Línea Aborto

Información Segura

Telef: 0426 - 1169496

 

Masacre y paranoia. Imprimir E-mail
Viernes, 16 de Enero de 2009 05:43

IAR Noticias 

Masacre y paranoia. Huir matando: Israel escapa de la ratonera atacando a la ONU, hospitales y centros de prensa. Crisis y división en el gobierno sionista. Israel ataca una sede de la ONU en Gaza donde se refugiaban 700 personas.

Mientras negocia desesperadamente y contrareloj un acuerdo de tregua con Hamás que le permita un "repliegue victorioso" de sus tropas, y con su gobierno en crisis y dividido, Israel sigue matando. Se trata de una diáspora impulsada por el fracaso militar de la operación "Plomo Sólido" que en 20 días de masacre no pudo cumplimentar con su objetivo de descabezar la infraestructura operativa de Hamás y destruir las plataformas de lanzamiento de cohetes.

La propia prensa israelí ya destaca que el gobierno de Olmert está dividido. Barak, el lobby de Defensa y los principales jefes militares operan y quieren una tregua con Hamás antes de que los cadáveres de los soldados israelíes comiencen a brotar de los callejones de Gaza, mientras que el primer ministro Olmert y un sector minoritario del Ejército y de la seguridad, compuestos por los jefes del Comando Sur y el Servicio de
Inteligencia Interno, Shin Bet, quieren continuar los ataques argumentando que hay que seguir debilitando a Hamás antes de negociar un alto el fuego.

Es la sede de la agencia de ONU para los Refugiados en Gaza y en sus almacenes se guardaban provisiones que se han perdido. También ha sido atacado un hospital de la Media Luna Roja

Mientras los movimientos diplomáticos para lograr un *alto el fuego en Gaza * se centran hoy en El Cairo, sobre el terreno siguen los ataques de Israel en la franja de Gaza. Este jueves la artillería israelí ha bombardeado la *sede de la agencia de la ONU para los Refugiados* en Gaza (UNRWA). El ataque lo
ha confirmado *Carmen Quintana*, directora de proyectos de esta agencia de la ONU, en declaraciones a RNE.

Bombas de fósforo y numerosa artillería

Quintana ha explicado que la *situación aun es muy confusa*. Según la información de la que dispone, Israel ha atacado la sede de la ONU con tres *bombas de fósforo y numerosa artillería*. Cifras provisionales indican que por el momento hay *tres heridos*, aunque los datos podrían cambiar cuando sea posible acercarse hasta la sede. Además, Carmen Quintana ha explicado que *allí se refugiaban 700 personas*.

También hay *depósitos de combustible* muy cerca que están en peligro por el fuego surgido tras el  ataque. En los almacenes también había *numerosas reservas de alimentos* que han sido destruidas.

Fue Atacado un hospital

La artillería israelí también ha alcanzado un *hospital de la Media Luna Roja* Palestina en Gaza. La cadena de televisión qatari Al Jazzera informa de que la farmacia del hospital y el segundo piso de un edificio que alberga varias oficinas administrativas en el barrio de Tel Hawa están en llamas como consecuencia de los bombardeos. Alrededor de 500 personas, incluidos  médicos y enfermos, se encontraban dentro del hospital en el momento del ataque.

En tanto, y sin que Israel reporte sus bajas, feroces combates se registran en zonas urbanas y densamente pobladas de Gaza donde los tanques y blindados sionistas tienen dificultad para desplazarse.

Una sede de Naciones Unidas, un hospital de la Media Luna Roja Palestina y un centro de prensa, todos con ubicación en Gaza, fueron alcanzados este jueves por los bombardeos del Ejército israelí, que sigue atacando por aire y por tierra mientras sus diplomáticos negocian aceleradamente una tregua con Hamás con la mediación de Egipto.

Tras los ataques a su sede, en los que resultaron muertos y heridos varios empleados, la ONU anunció que suspendía sus actividades en la Franja de Gaza, que luego desmintió. Uno de los edificios alcanzados por la artillería israelí fue la sede Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó su indignación por el ataque. También dijo que el sufrimiento en Gaza había llegado a un punto "insoportable".

Un periodista de la BBC en Gaza, Rushdi Abu Alouf, dijo que hay muchas personas en los balcones, pidiendo ayuda a gritos. Este es el tercer ataque inexplicable que realiza el Ejército sionista contra objetivos de la organización internacional.

A poco más de diez días de iniciado el conflicto en Gaza, Israel bombardeó una escuela patrocinada por las Naciones Unidas donde estaban refugiados cientos de palestinos y murieron al menos 40 personas, entre las que había varios niños. El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, se disculpó el jueves con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, después de que las fuerzas de su país alcanzaran el principal complejo de asistencia de la ONU en la Ciudad de Gaza, dijo a periodistas el líder del organismo multilateral.

Ban, quien visita Israel como parte de una ofensiva diplomática para lograr un alto el fuego en la Franja de Gaza, dijo que protestó enérgicamente ante Barak. El ministro israelí se disculpó y le dijo que fue un "grave error". "El ministro de Defensa me dijo que fue un grave error y que toma el incidente muy seriamente. Me aseguró que se dará una atención extra a las instalaciones de la ONU y su personal y que esto no se volverá a repetir", añadió.

El portavoz de la UNRWA, Christopher Gunness, dijo que después de que el complejo de la ONU fue alcanzado por fuego israelí, la agencia había puesto en espera el movimiento de vehículos, pero que las operaciones de ayuda no estaban suspendidas.

Christopher Gunness, dijo que el lugar había sido golpeado por al menos cinco proyectiles y que ahora la agencia no podría distribuir ayuda este jueves desde ese lugar, el principal complejo de la ONU en Gaza.

También este jueves fue atacado un hospital de la Media Luna Roja (MLRP) en el que se albergaban unas 500 personas, según informó la cadena de televisión qatarí Al Jazeera. Según el canal, la farmacia del hospital y el segundo piso del edificio, en el barrio de Tel Hawa, están en llamas como consecuencia de los bombardeos.

Un centro de prensa que albergaba medios de varios países fue también blanco de ataques y resultaron heridos dos reporteros gráficos palestinos, informó la agencia palestina Maan. El complejo se encuentra en el barrio A-Shuruk y era el centro de operaciones de varios medios árabes y occidentales, entre ellos las cadenas de televisión estadounidense Fox, la británica Sky News y la luxemburguesa RTL. También albergaba la sede de la agencia de noticias Reuters, y las de las cadenas árabes Al Arabiya y MBC.

Resultaron heridos dos cámaras, cuyo estado se desconoce, y que trabajaban para la televisión de Abu Dhabi, según el responsable de ese medio en la Franja. En tanto, las agencias internacionales reportan que los tanques israelíes han llegado al corazón de Ciudad de Gaza, donde tienen lugar feroces enfrentamientos con combatientes de Hamas en áreas densamente pobladas.

Las tropas y blindados israelíes rodearon la ciudad de 500.000 habitantes hace días. Los tanques realizaron incursiones hacia el centro para probar la resistencia de Hamás y otros grupos de milicianos, pero hasta ahora se han abstenido de realizar un asalto a gran escala en este laberinto urbano intensamente poblado.

Decenas de tanques israelíes, apoyados por la aviación, entraron este jueves por la mañana en un barrio de la ciudad de Gaza controlado por el movimiento islamista Hamás, donde se registraron violentos enfrentamientos entre soldados y combatientes palestinos, indicaron testigos presenciales a la agencia AFP.

Los tanques, apoyados por la aviación, avanzaron hacia el centro del barrio residencial de Tal Al Yawa, un barrio de los suburbios de la ciudad de Gaza. Las fuerzas israelíes chocaron con combatientes palestinos que disparaban morteros y cohetes antitanque. Los vehículos blindados tiraban obuses, incluso contra edificios residenciales, mientras la aviación atacaba, de acuerdo con los testigos.

La aviación israelí también llevó a cabo ataques en el norte de la Franja de Gaza. Una mujer y sus tres hijos murieron en una de esas operaciones en Beit Lahya, según fuentes médicas. Los grupos armados palestinos continuaron tirando cohetes contra el sur de Israel. De acuerdo con el ejército, 14 cohetes disparados desde la Franja de Gaza cayeron el jueves de mañana en el sur de Israel, sin causar víctimas. Una casa fue alcanzada en Sderot, a sólo 5 km de la Franja de Gaza.

John Ging, jefe de ayuda humanitaria de la ONU, dijo al canal Al Jazeera que Ciudad de Gaza es probablemente el sitio más densamente poblado del planeta y que es un gran error usar fuego de artillería allí. La víspera, el relator especial de la ONU para los territorios palestinos, Richard Falk, acusó Israel de crueldad al encerrar a civiles en la zona de guerra de Gaza sin permitirles que escapen como refugiados.

El jefe de asuntos humanitarios de la ONU, John Holmes, dijo que a pesar de que Israel ha declarado repetidamente que intenta evitar víctimas civiles, claramente no lo está logrando. La cifra de muertos palestinos en la masacre por tierra y aire ya asciende a más 1.060 personas, y los heridos superan los 4.800, según el Ministerio de Sanidad de Gaza, mientras que 710 de los muertos son civiles, entre ellos 360 niños y más de 100 mujeres.

Mientras tanto, el principal negociador de Israel, Amos Gilad, llegó este jueves a El Cairo, Egipto, donde representantes de Hamás han estado llevando a cabo negociaciones con mediadores egipcios.

*Gaza al borde de un desenlace: Israel no deja nada vivo y busca una tregua urgente con Hamás. Cómo será el acuerdo de huida "victoriosa". Hay una percepción táctica compartida: Los costos superan a las ganancias. Mientras tanto, en total impunidad, convertida en una "noticia más" en la prensa internacional, continúa la mayor operación militar de exterminio de civiles de la historia. Israel sigue matando pero ya se enfrenta a su peor enemigo: El tiempo. *

Israel, en sus tres fases de la operación "Plomo Sólido" lanzada el 27 de diciembre (los bombardeos, la invasión terrestre, y el actual "cerco" a Gaza) ya asesinó a más de 1000 palestinos, hirió o mutiló a más de 4400, mató a 280 niños, destruyó en un 70% la infraestructura administrativa de Gaza, provocó una catástrofe humanitaria de magnitudes inéditas, y no consiguió su objetivo de máxima: Destruir los arsenales y la capacidad operativa de los cohetes palestinos que siguen impactando en las ciudades israelíes.

En otras palabras, tras 18 días de masacre militar, y con la total complicidad y la inacción de los gobiernos y de las potencias que controlan la ONU, el Estado sionista no pudo conseguir lo que se propuso: Terminar
con los cohetes palestinos, presionar e imponer una tregua del "vencido" a Hamás, y conseguir un repliegue "victorioso" de sus tropas en Gaza.

Israel apostó su estrategia al exterminio militar, y utilizó simultáneamente el exterminio aéreo, el exterminio terrestre, y el exterminio económico, como armas de guerra para presionar e imponer una negociación en términos de rendición incondicional a Hamás.

Hoy la estrategia de exterminio israelí se encuentra con un enemigo inexorable: El tiempo.

Al que ahora también se agrega una zona de combate desfavorable. Israel se encuentra en la periferia de la ciudad de Gaza y sus tropas y tanques ya pelean una batalla peligrosa y de alto riesgo en barrios y callejuelas infectadas de "ataques sorpresa", de francotiradores y de trampas explosivas que les producen cada vez más bajas a los soldados sionistas, ocultadas celosamente por el mando militar israelí.

En esa zona de combate, se reduce la capacidad de fuego de los tanques y blindados y el factor humano (el miedo a la muerte) comienza a gravitar sobre la psicología de los soldados sionistas.

Simultáneamente, Israel mantiene su estrategia de "terror militar" con bombardeos combinados por aire y por tierra, contra objetivos enclavados en zonas residenciales densamente pobladas, que aumentó en grados notables la matanza de civiles, mujeres y niños en las últimas horas.

La matanza ya es masiva, impune, a cara descubierta y sin que las potencias y los gobiernos del mundo levanten un solo dedo para detenerla, y mientras la tragedia humana de Gaza ya casi ni siquiera ocupa las portadas principales de las grandes cadenas y medios internacionales.

Simultáneamente, y agregada al costo de la masacre militar, la catástrofe humanitaria producida por el bloqueo económico, completa el cuadro de rechazo y aislamiento internacional de Israel.

*A las marchas y protestas progresivas en su contra que se multiplican por los cinco continentes, ya se vislumbra un movimiento global orientado a denunciar en todos los foros y espacios públicos el genocidio israelí en Gaza apoyado por las comunidades judías del mundo. *

Hasta el propio Mamhoud Abbas, un aliado incondicional del eje EEUU-Israel acusó este martes al Estado sionista de Tratar de "aniquilar" a la población de Gaza.

Claramente la estrategia israelí está aprisionada en su falta de resultados concretos que lo lleva a extender en el tiempo la masacre militar.

Desde el lunes los medios israelíes destacan una línea creciente de división en la cúpula del poder sionista entre los que proponen avanzar en la línea de exterminio militar, y los que proponen la negociación de una tregua ventajosa con Hamás aprovechando su debilidad política y militar.

En el escenario táctico, y con las agujas del reloj en contra, Israel se encuentra en un círculo vicioso de matar y seguir matando, sin ninguna perspectiva de conseguir su objetivo de máxima (terminar con los cohetes) en el corto plazo. Paradojalmente, y como ya lo anticipamos en otro informe, el principal enemigo de Israel ya no es Hamás, sino el tiempo que corre en su contra. Y precisamente de ese factor, el tiempo, se nutre la estrategia operativa de Hamás que no basa el fuerte de su táctica de combate en lo militar, sino en el desgaste politico y psicológico de Israel.

Los estrategas militares israelíes señalan que Hamás elude el combate, y sólo ejecuta operaciones aisladas y temporales contra sus tropas, mientras sus comandos permanecen en acecho permanente protegidos y escondidos en los recovecos y callejuelas de la ciudad de Gaza. Los analistas árabes responden que ese no es un acto de cobardía sino una táctica de batalla orientada a explotar los flancos débiles de Israel, cuyo fracaso se acentúa con el correr de las horas. Como en Faluya los marines yanquis, los comandos israelíes comienzan en Gaza a transitar una etapa donde la "guerra de nervios" impuesta por Hamás supera en intensidad a la acción de los combates callejeros.

Pero la estrategia de Hamás se encuentra con un límite: El tiempo lo mata a Israel, pero Israel mata sin interrupción a sus combatientes y aniquila con misiles y bombas de racimo a la población civil y la infraestructura de Gaza. El lunes -señalan analistas de uno y otro lado- la situación ingresó en un statu quo que se acentúa este martes: La operación militar "Plomo Sólido" ingresó a un callejón sin salida: Si Israel sigue matando pierde, y si deja de matar también pierde.

En consecuencia, y como señala la prensa israelí este martes, mientras las tropas y armas judías siguen masacrando civiles se extienden las líneas de negociación (con distintos mediadores, entre ellos Egipto) para sentar al estado mayor de Hamás en una mesa de negociación que posibilite una tregua en términos ventajosos para Israel.

Pero Hamás no se "chupa el dedo": Si bien sus dirigentes saben que también juegan con el tiempo en contra y con el peligro de ser "borrados del mapa" por los misiles israelíes, todo indica que están dispuestos a explotar al máximo los flancos débiles de Israel en una negociación de cese el fuego.

Este martes trascendió en la prensa árabe y judía una versión de que Israel está dispuesto a ceder a una una de las exigencias de máxima de Hamás para una tregua inmediata: El levantamiento del bloqueo y la apertura de fronteras.

Según Haaretz, hay un convencimiento acentuado en el poder israelí de que el costo político de la catástrofe humanitaria supera incluso, en el plano internacional, al de la masacre militar.

El representante especial de la Unión Europea para el Medio Oriente, Tony Blair, aseguró el lunes que un cese de las hostilidades era sólo "cuestión de días" y hasta el primer ministro israelí, Ehud Olmert, señaló que un cese del fuego no estaba tan lejano.

Además de la saturación del costo político de la masacre, hay señales concretas de que el gobierno de Israel está preparando a la opinión pública israelí para la aceptación de una tregua sobre la base de los "daños
infligidos a Hamás", como ya destacan Olmert y su gabinete.

La prensa israelí está hablando por estas horas del "duro golpe" propinado a Hamás con la operación terrestre, y los servicios sionistas filtran versiones sobre el desmantelamiento de la estructura de lanzamiento
de cohetes y de los túneles de contrabando de armas que dejaría a Hamás y la resistencia palestina convertidos en "leones herbívoros".

Pero en los hechos, y según lo que también filtran algunos medios israelíes, Israel no apuesta a un desenlace militar sino a una tregua negociada con Hamás que le asegure, por un tiempo, que los cohetes no caerán sobre territorio sionista.

Hay dos razones de peso que apuran el reloj de una tregua con Hamás: Las elecciones de Israel en febrero y la asunción de Barack Obama a la presidencia de EEUU el 20 de Enero. El lobby judío que sostiene a Obama presiona por una tregua que salve a Obama de asumir con la braza ardiendo de Gaza en pleno desenlace de la crisis económica en EEUU.

Para los expertos, y contrariamente a lo que se cree, la operación "Plomo Sólido" nunca tuvo como objetivo central la destrucción total de Hamás y el derrocamiento de su gobierno que implicaría para Israel tres pasos que no está dispuesto a dar: A) Ocupar territorialmente Gaza, B) hacerse cargo de su administración y C) contener el estallido social con caos y luchas intestinas que generaría la desaparición de Hamás de la escena.

Las tres fases de la masacre militar solo fueron utilizadas por Israel como herramienta de presión bélica para someter a Hamás y obligarlo a cumplimentar los dos objetivos estratégicos centrales de la operación "Plomo
Sólido": La firma de una tregua y de un acuerdo duradero que asegure el final de los ataques con cohetes a las ciudades israelíes.

En el Plan B hay una opción de máxima y una de mínima. En la de máxima, se contempla una tregua duradera y de largo plazo y un "plan de paz" que ya fue rechazada de antemano por el mando superior de Hamás. En la de mínima, se contempla una tregua de corto plazo, con detención de los ataques de misiles palestinos a territorio israelí, que le posibilitaría al Estado sionista maquillar un "repliegue victorioso" argumentando el "golpe demoledor " que le aplicó a Hamás.

Formalmente, Hamás exige el levantamiento del bloqueo y un retiro incondicional de sus tropas y tanques de Gaza antes de negociar una tregua. Pero se sabe, ya es vox populi en los medios árabes y palestinos, que la plana mayor de Hamás en Damasco y Gaza está evaluando una propuesta alternativa: Negociar su permanencia en Gaza mediante una tregua que incluya el levantamiento del bloqueo y un llamado a elecciones con la participación de Abbas y de Al Fatah.

Se trataría de un paso intermedio, donde Israel cubriría las apariencias de un repliegue "victorioso" con la reposición de Abbas (un socio incondicional) en el seno del poder de Gaza. Y Hamás cubriría las apariencias de una "tregua victoriosa" con el repliegue de Israel y el levantamiento del bloqueo y la apertura de los pasos fronterizos. Hay otras combinaciones en danza, según las versiones árabes y judías de este martes, pero todas apuntan a una tregua con la permanencia de Hamás y el retorno del "gobierno de unidad" en Gaza.

¿Un empate técnico?  Para nada: Israel ya perdió.

Por una razón precisa: Cualquiera de las variantes de "tregua" que Israel negocie con Hamás, posibilita a la organización islámica y al resto de los grupos palestinos tiempo para su recuperación política y militar.

En cambio Israel, deja en pie a Hamás (al que prometió destruir ante el mundo y su sociedad), suma los miles de muertos y heridos de Gaza a la masacre multitudinaria con derrota militar en Líbano, y termina de demoler su imagen de "superpotencia invencible" en el Medio Oriente.

Además, los mártires de Gaza ya empalidecen el Holocausto judío contado por los sionistas.

Última actualización el Viernes, 16 de Enero de 2009 06:21
 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack