antipatriarcales, antifascistas, antiimperialistas

antipatriarcales, antifascistas, antiimperialistas

buscar

Síguenos en Twitter:

Insurrectasypunto es integrante de

Apostasía Colectiva en Argentina

Venezuela: Línea Aborto

Información Segura

Telef: 0426 - 1169496

 

De cómo Israel ha ido apoderándose de Palestina en apenas sesenta años Imprimir E-mail
Miércoles, 21 de Enero de 2009 04:50

IAR Noticias

Este martes, las grandes cadenas mediáticas internacionales controladas en su mayoría por capitales judíos se dieron el gusto: Borraron de sus portadas y titulares a Gaza y lo sustituyeron por el gran show de asunción de Barack Obama, el "presidente negro", que enfrentará el "nuevo desafío" de gerenciar por 4 años el Imperio locomotora del sionismo a escala global.

Así como ocultaron o manipularon la masacre de Gaza para restarle impacto internacional y neutralizar las condenas a Israel, de la misma manera hoy intentan hacer desaparecer la derrota del Estado judío presentando los 1300 muertos, los casi 6.000 heridos, y la destrucción de Gaza, como un emergente de la "violencia"  y no de los bombardeos israelíes ejecutados durante 22 días consecutivos.

Como ya sucedió con la masacre (tanto en Líbano como en Gaza), la prensa internacional no analiza ni procesa los acontecimientos (qué, por qué y para qué) sino que solamente los presenta en titulares de "noticias" descontextualizados y sin referencias históricas, donde Israel, que usurpó y ocupó hace más de 60 años el territorio palestino, cuando ataca a Gaza sólo se está "defendiendo del terrorismo de Hamás".
Quien mire un mapa de Palestina de antes de 1947, y luego lo confronte con el actual mapa de Israel, podrá comprobar a simple vista la prueba del despojo: Lo que antes era Palestina, ahora es Israel. Y lo que eran los asentamientos israelíes, hoy es Palestina. O sea que, el Estado de Israel se construyó sobre la base ilegítima del robo y la ocupación territorial promovida y apoyada por el eje sionista liderado entonces por Gran Bretaña y la potencias europeas y con EEUU como imperio emergente.

Es la prueba del despojo y la base del conflicto, que no es entre Israel y organizaciones "terroristas" que lo quieren destruir, sino entre Israel y organizaciones palestinas que no reconocen la legitimidad del Estado judío invasor y quieren recuperar su territorio por medio de una guerra de liberación.
Lo que sucede en Gaza no es un conflicto circunstancial de "terroristas" contra un Estado y sus habitantes, sino una guerra histórica entre el invasor y el invadido, protagonizado por los dueños históricos del territorio palestino (convertido en territorio de Israel), hoy condenados a vivir en un guetto de tan sólo 360 km2 (la Franja de Gaza), rodeados por la maquinaria militar de su opresor.
Este eje conceptual, concreto, histórico y verificable, es lo que busca esconder y/o deformar sistemáticamente el espectro informativo de la gran prensa internacional sobre la masacre militar israelí en Gaza a la que presenta como una "guerra" entre Hamás e Israel sin ninguna mención al origen histórico del conflicto.

Este martes, finalmente las grandes cadenas y sus repetidoras a escala global (los grandes medios y las cadenas locales en los cinco continentes) mostraron su verdadero rostro: La gran cobertura especial, en vivo y en directo, que le retacearon al exterminio militar israelí en Gaza, se lo dedicaron a la asunción de Obama presentado en forma inédita, no como un acontecimiento político internacional, sino como una "gran show" del espectáculo, donde el "presidente negro" es el actor principal.

Presionado cada vez más por los costos políticos de la masacre, por la resistencia de Hamás a firmar una tregua del "vencido",  y por un cada vez más definido frente de boicot internacional en su contra, el alto mando israelí decretó el sábado una tregua unilateral que le permitió al nuevo gerente imperial USA, Barack Obama, celebrar sin nubarrones su gran fiesta de asunción en Washington.
De manera tal que, y como si fuera un acontecimiento de la farándula de Hollywood, presentan a Obama como un producto del marketing y el merchandising destinado a ser idolatrado y consumido por las mayorías alienadas, antes que como  el gerente de un Imperio nuclear que ha convertido al planeta en un territorio de ocupación y de depredación constante al servicio de los bancos y corporaciones trasnacionales sionistas que controlan la Casa Blanca.

El "fenómeno Obama", diseñado, construido y controlado por el lobby sionista de Wall Street, eclipsó y barrió lo poco que quedaba en las pantallas de la masacre israelí en Gaza.

Para los muertos y los mutilados de Gaza no hubo cobertura especial ni transmisión del espectáculo en vivo, como este martes si lo hay para Obama convertido en ícono masivo de las mayorías programadas a escala global..
Y hay una razón de fondo que lo justifica: Es muy difícil para las grandes cadenas mediáticas sionistas "vender" a los muertos y mutilados de Gaza como espectáculo sin mostrar al verdugo.  Los muertos del "terrorismo islámico" venden, pero los muertos de los exterminios israelíes no venden. Esa es la lógica funcional que determina cuando la muerte es "noticia", y cuando la muerte no es "noticia" para los grandes hacedores de la "información mundial".

Y se necesitaba un gran espectáculo mediático para tapar a los muertos de la masacre y la destrucción de Gaza.

Y se necesitaba un gran espectáculo mediático para ocultar otra gran derrota israelí en Gaza, cuyo ejército no fue derrotado por Hamás sino por el fantasma de los muertos palestinos  que el Estado judío acumula bajo sus cimientos.
Y al fin llegó Obama: Un afroamericano, mitad negro y mitad blanco, presentado como el nuevo símbolo del "destino manifiesto", esta vez con negros e hispanos incluidos en calidad de nativos aceptados del Estado imperial.

Al fin Obama, un producto genuino del espectáculo para vender sin tirar abajo la "buena onda" de los programados a control remoto de la sociedad capitalista de consumo a escala global.
Es lo que las grandes cadenas  venían buscando desde el 27 de diciembre, cuando los misiles israelíes, en solo tres minutos, masacraron a 200 palestinos y mutilaron a otros 350, en el comienzo de la operación "Plomo Sólido" cuyo objetivo era terminar con la estructura militar de Hamás y destruir los arsenales y plataformas de cohetes palestinos .

A partir del sábado pasado se vieron obligados a titular: "Cese el fuego unilateral de Israel en Gaza", mientras ocultaban celosamente  el "detalle" de que Israel comenzaba su repliegue sin conseguir los objetivos buscados con la operación "Plomo Sólido" que durante 22 días consecutivos mató a 1300 palestinos, hirió a otros 6000 y destruyó en forma masiva la infraestructura de Gaza.
Este martes, las grandes cadenas informativas siguieron tapando la derrota israelí con "Obama espectáculo", un producto de comercialización mediática mucho más rentable que los muertos de Gaza.

Contra los cuales, Israel ya perdió la guerra.

 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack