antipatriarcales, antifascistas, antiimperialistas

antipatriarcales, antifascistas, antiimperialistas

buscar

Síguenos en Twitter:

Insurrectasypunto es integrante de

Apostasía Colectiva en Argentina

Venezuela: Línea Aborto

Información Segura

Telef: 0426 - 1169496

 

Prensa del estado español se hace eco de la denuncia de ciudadana española que quieren expulsar de Argentina Imprimir E-mail
Viernes, 02 de Abril de 2010 04:45

Un mariage entre deux femmes. Copyright: Kevin D.Clarke/Flickr

Insurrectasypunto

A dos días de haber aparecido la denuncia de C.P. ciudadana española casada con una ciudadana argentina en Canadá, a quien las autoridades argentinas han denegado el pedido de residencia en ese país, la prensa del estado español y de otros países se hacen eco de la denuncia que aparece en portadas de los principales diarios españoles.

Pirulo de Página 12 

“Tras la difusión del caso en el periódico Página/12, el subsecretario de Protección de los Derechos Humanos del Ministerio de Justicia presentó un escrito a Migraciones para que reconsiderase la amenaza de expulsión de la ciudadana española, teniendo en cuenta que está casada ante Canadá y España y que también ha pedido a la Justicia argentina que reconozca su matrimonio. De hecho, los tribunales argentinos ya han autorizado las primeras dos bodas entre gays.” (De la nota publicada por el diario español El País, sobre el caso, revelado por Página/12, de una sevillana a la que las autoridades migratorias no le reconocen el casamiento con su pareja argentina, Diana Cordero.) 


Una española casada con otra mujer batalla para evitar que la expulsen de Argentina

Una española casada con una argentina batalla ante las autoridades de Buenos Aires para conseguir la residencia permanente por agrupación familiar. Sobre ella pendía hasta el pasado lunes la amenaza formal de expulsión de Argentina, aunque en los hechos no corría el riesgo de que la Policía fuera a buscarla a su casa. "El problema de estar ilegal es que no podría trabajar, salvo en negro, ni tener cuenta bancaria ni salir de Argentina en mi vida, por ejemplo para visitar a mi familia en España, porque al regresar no me dejarían entrar", explica C. P., sevillana de 41 años, que prefiere mantener su nombre completo en el anonimato. La Dirección Nacional de Migraciones argentina le extendió el lunes una residencia precaria por otro mes.

C. P. y la argentina Diana Cordero, casadas en Canadá en 2008, vinieron a vivir a Buenos Aires en marzo de 2009. En el consulado español de Buenos Aires consiguieron la libreta de familia y con todos esos papeles C. P. pidió la residencia permanente ante la Dirección Nacional de Migraciones de Argentina. El pasado día 12, esta dependencia le denegó la solicitud con el argumento de que aquí no rige una ley que permita el matrimonio de personas del mismo sexo y le informó de que tenía 30 días hábiles para volver a pedir la residencia, aunque ya no por agrupación familiar. Además, Migraciones le advirtió que si en ese período no presentaba ninguna petición nueva, se resolvería su expulsión de Argentina. Esto, que por escrito asusta a cualquiera, en realidad es una amenaza que muy rara vez se concreta. "Éste es un país de puertas abiertas", dice un portavoz del Ministerio de Interior, del que depende Migraciones.

"Yo no sé si llegarían al extremo de expulsarme, pero ya no podría salir de Argentina. Conozco el caso de una española que estaba ilegal aquí, cruzó la frontera y ya no pudo volver a entrar", comenta la sevillana. "Como yo no tengo contrato de trabajo ni beca de estudio, no puedo más que pedir la residencia por agrupación familiar. Por eso presenté el lunes un recurso de reconsideración de mi caso", explica C. P., que en su país era delineante pero que aquí está dispuesta a trabajar de lo "que se pueda". Migraciones admitió el recurso y le extendió la residencia por otros 30 días hábiles.

Tras la difusión del caso en el periódico Página/12, el subsecretario de Protección de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia argentino, Luis Hipólito León, presentó el pasado lunes un escrito a Migraciones para que reconsiderase la amenaza de expulsión de C. P., teniendo en cuenta que está casada ante Canadá y España y que también ha pedido a la Justicia civil argentina que reconociera su matrimonio. De hecho, los tribunales argentinos ya han autorizado las primeras dos bodas entre gays, la primera en diciembre pasado, bajo la premisa de que su prohibición en el Código Civil era inconstitucional. El Instituto Nacional contra la Discriminación, también dependiente del Ministerio de Justicia, reclamó lo mismo ante Migraciones. El Estado español no ha intervenido, según C. P.: "A España no le conviene meterse. Aquí los españoles somos mejor tratados que los argentinos en España", advierte.

C. P. confiesa que si le rechazan definitivamente la petición, se marchará de Argentina por su propia cuenta. "Éstas son las leyes que tienen. Yo espero que me den la posibilidad de quedarme dentro de los márgenes de la ley", se ilusiona, aunque sus mayores esperanzas se depositan en el acuerdo entre legisladores de distintos partidos argentinos para promover en abril un proyecto de ley de matrimonio homosexual, tras el fracaso de la iniciativa impulsada en 2009. El ex presidente y actual diputado Néstor Kirchner lo apoya, pero en la oposición advierten que en los dos partidos tradicionales de Argentina, peronista y radical, persiste la resistencia fuera de la cosmopolita Buenos Aires.


Argentina quiere expulsar a una lesbiana española

Ana Delicado Diario Público

Su vida depende de un limbo legal y jurídico que, por ahora, no se ha resuelto a su favor. La española C. P. cuenta sus días en el país después de que la Dirección Nacional de Migraciones de Argentina decretara su expulsión al no serle reconocido su matrimonio con una ciudadana del país austral.

"Hágase saber a la extranjera" que es "irregular la permanencia en el país", que se ha cancelado "la residencia precaria que se le hubiese otorgado" y que en 30 días hábiles podría "decretarse su expulsión y prohibirse su reingreso" aArgentina, señala el dictamen de Migraciones. C. P. recurrió el pasado lunes esta resolución. "Yo me casé con Diana Cordero hace casi un par de años en Canadá. Estuvimos viviendo en Venezuela, y hace un año que me vine a Argentina. Desde entonces, estoy tramitando la residencia", relataba ayer en entrevista telefónica a Público la mujer, que prefiere guardar su anonimato. "Me han denegado la residencia porque Argentina no reconoce el matrimonio entre homosexuales", lamentaba.

El consuladode España les ha reconocido el Libro de Familia

Mientras el dictámen final llega, esta ciudadana española cuenta de nuevo con un permiso de residencia temporal, "un papelito que te dan mientras solucionan tu recurso", dice. En principio, este permiso caduca en dos meses, pero puede serle retirado antes si el Estado se pronuncia otra vez en su contra.

"Seguramente me negarán la residencia otra vez", se resigna. "Desde ese momento tendré un mes para abandonar el país y no podré volver a entrar", denuncia. Si eso ocurriera, le esperarían dos opciones. "Quedarme como ilegal o volver a mi tierra", resume.

Libro de Familia

"Yo soy la esposa de Diana, en cualquier país", reivindica la mujer

Aunque el consulado de España en Buenos Aires le ha otorgado el Libro de Familia, por el que se reconoce su matrimonio con Diana, de poco le sirve a la hora de pedir legalizar su residencia en Argentina.

Ante esta situación, la pareja ha presentado un recurso contra el Registro Civil que no reconoció como legal su unión civil. Además, han denunciado su calvario en el Instituto Nacional Contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI). En su lucha por ser reconocidas como cónyuges por las autoridades argentinas, las dos mujeres cuentan con el apoyo de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGTB), que reclama para la española la residencia permanente.

"Aquí ya han contraído matrimonio dos parejas del mismo sexo con autorización judicial", señala la presidenta de la FALGTB, María Rachid. Y advierte: "Es probable que la Justicia reconozca el matrimonio de Diana con su pareja, pero se puede demorar más de lo que tarde Migraciones en expulsar a C. P.".

Su caso llegó a los tribunales hace dos meses. "No hay nada escrito explícitamente que prohiba el matrimonio entre personas del mismo sexo", recuerda la española: "Por una parte está el Gobierno, que intentó presentar el proyecto de ley [para autorizar las bodas entre homosexuales] a finales del año pasado y luego se echó atrás. En abril parece que se presentará de nuevo. Entre tanto, hay unanebulosa".

La sociedad argentina ya vivió un caso similar hace algún tiempo, cuando una ciudadana belga quiso que se reconociese su matrimonio con su mujer. Los trámites se prolongaron durante tres años. "Cuando llevas residiendo ese tiempo ya tienes derecho a quedarte", cuenta C. P. La belga pudo permanecer en Argentina, pero no porque su boda fuera aceptada.

La diferencia es que C.P. tiene ya una orden de expulsión que puede volver a reactivarse en cuanto Migraciones decida sobre su apelación. Por eso su situación es tan precaria. Al no tener residencia legal, no puede acceder a un trabajo estable.

"Sabíamos que no iba a ser fácil y que tendríamos que apelar. Pero cuando recibes otra negativa a la residencia, te desmoronas", admite. En cualquier caso, no quiere volver a España y su reivindicación va más allá. "Es una lucha para que me reconozcan mis derechos. Yo soy la esposa de Diana, en cualquier país", sentencia.


L'Argentine joue avec les nerfs des gays

Julie Pacorel et Jean-Baptiste Mouttet

Alors que le Mexique vient de légaliser le mariage homosexuel, l'Argentine se débat entre mesures autoritaires et ouverture politique.

L'Argentine Diana Cordero et l'Espagnole C.P. (1) se sont mariées il y a deux ans à Ottawa, au Canada. Elles ont ensuite vécu au Vénézuela, et, depuis fin 2009, sont venues s’installer dans le pays de Diana, pour se rapprocher de la mère de cette dernière.

Le consulat espagnol de Buenos Aires leur a délivré un livret de famille consacrant leur union. Pourtant, chaque jour, C.P. craint de devoir quitter brusquement le pays et son épouse, car sa demande de reconnaissance de mariage civil a été refusée par les autorités argentines.

Sans détours, la Direction nationale de la migration lui a de surcroît signifíé que “la résidence provisoire qui lui a été accordée” sur le sol argentin est annulée, et que si elle ne quitte pas le pays dans les 30 jours, elle sera menacée d'expulsion et interdite de retour.

Le mariage gay à l’agenda du Parlement argentin

La nouvelle, reprise par toute la presse nationale, a fait bondir les associations gays et de défense des droits de l'Homme. Elle tombe d'autant plus mal, ou d'autant mieux selon les points de vue, que le mariage gay est à l'agenda du Parlement argentin des mois de mars et avril.

Les législateurs et représentants de la société civile ont présenté le 16 mars plusieurs projets de loi pour autoriser l’union entre personnes du même sexe, l’adoption par des couples du même sexe et l’avortement. Trois mesures que les associations espèrent bien voir adopter dans l’année législative en cours.

Avec d’autant plus d’espoir que l’Argentine a été pionnière des droits des homosexuels en décembre 2009, en rendant public le mariage, pour la première fois en Amérique latine, de deux hommes en Terre de Feu.

Ils ont été suivis trois mois plus tard par deux conjoints gays de Buenos Aires, qui ont vu leur union déclarée nulle par la justice dans les jours suivant la cérémonie.

250 demandes de mariage en trois mois

Depuis décembre dernier la Fédération argentine de lesbiennes, gays, bisexuels et transsexuels a recensé 250 demandes d’aide au mariage de concubins non-hétérosexuels. Elle annonce sur son site qu’elle aidera juridiquement tous ceux qui veulent se marier à accomplir les démarches nécessaires, misant sur le fait qu’il sera "impossible d’annuler tous les contrats", ce qui ouvrira la voie à l’adoption d’une loi.

Le journal d’opposition Clarín raille la présidente Cristina Kirchner, qui selon lui cherche en donnant "son soutien plus ou moins officiel" à ces projets de loi progressistes à s’assurer le soutien de députés et sénateurs de centre-gauche, soutien dont elle manque cruellement ces derniers temps.

Farouches opposants historiques au mariage gay, les groupes religieux eux-mêmes semblent perdre de leur emphase. Le quotidien Pagina 12 se moque du secrétaire de l’Université catholique argentine (Uca) qui, lors des débats, "élevant de plus en plus la voix, accélérant son rythme, appuyant sur la croix épinglée sur le revers de sa veste, a prédit que "la vie sociale était en péril"."

(1) Les prénoms et noms de cette personne n'ont pas été rendus publics


Una española, amenazada de expulsión en Argentina al no ver reconocido su matrimonio con una ciudadana de ese país

Dos Manzanas

Una muestra más de la indefensión jurídica que gays y lesbianas padecen, en este caso en Argentina, debido a la persistencia de legislaciones discriminatorias. C. P., una ciudadana española legalmente casada en Canadá con Diana Cordero, está a punto de ser expulsada de Argentina, el país de su esposa y en el que ambas han elegido vivir, al no ver reconocido su matrimonio.

La pareja, casada en 2008, se mudó a Argentina en 2009, tras vivir una temporada en Venezuela. Una vez en Buenos Aires, C.P. solicitó a la Dirección Nacional de Migraciones argentina el reconocimiento de su matrimonio para obtener la residencia. Este organismo le denegó la petición al no estar permitidos en Argentina los matrimonios entre personas del mismo sexo, y decretó su expulsión en los próximos 30 días hábiles. Se da la circunstancia de que el consulado de España en Buenos Aires, como corresponde, ha reconocido el matrimonio entre las dos mujeres y les ha otorgado el Libro de Familia español.

Tras la presentación de un recurso, C. P. ha obtenido un permiso de residencia provisional de dos meses. “Es probable que la Justicia reconozca el matrimonio de Diana con su pareja, pero se puede demorar más de lo que tarde Migraciones en expulsar a C. P.”, advierte en cualquier caso la presidenta de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (FALGBT), María Rachid.

Gays y lesbianas de Argentina se encuentran en este momento en plena movilización para conseguir su igualdad jurídica. Una lucha que se aborda desde dos frentes: el judicial, gracias al cual ya hay dos parejas gays legalmente casadas (aunque sobre una de ellas pende una amenaza de nulidad), que pueden ser más a lo largo de las próximas semanas, y el político. Varios proyectos de matrimonio entre personas del mismo sexo se han presentado ya en el Congreso argentino, encontrándose a la espera de que las correspondientes comisiones se decidan por fin a pronunciarse y llevarlos a votación en pleno, donde a día de hoy no es descartable su aprobación.


Spanish Woman Facing Expulsion from Argentina

Latin América Herald Tribune

BUENOS AIRES – Argentina’s immigration authorities threatened to expel a Spanish woman from the country because they don’t recognize her marriage to an Argentine woman as valid, a gay rights organization told Efe on Monday.

After getting married in Canada in 2008, the Argentine Diana Cordero and the Spanish woman, identified only as C.P., lived for a time in Venezuela and at the end of 2009 decided to move to Buenos Aires, Maria Rachid, president of the Lesbian, Gay, Bisexual and Transgender Federation of Argentina, or FALGBT, said.

Once established in the Argentine capital, C.P. asked the immigration agency to acknowledge her marriage in order to obtain residency in the South American country.

The agency refused the request for residency on grounds that same-sex marriage is not accepted in Argentina, and ordered the Spanish citizen’s expulsion within 30 business days, the FALGBT said.

That deadline was waived thanks to a motion presented by the couple’s attorney, and they await a decision by the court in the coming weeks.

Should the appeal be denied, the deadline for C.P.’s expulsion will again be imposed, Rachid said.

She said immigration officials should assent to the marriage between the two women because previous judicial rulings decided it is unconstitutional to ban same-sex unions.

This is the first case of a same-sex couple married in another country in which one of the spouses is threatened with expulsion from Argentina, she said.

The Spanish Consulate in Buenos Aires has acknowledged the civil marriage of the two women, Rachid said.

The FALGBT has been fighting for years to get Argentina to legalize same-sex marriages and recognize those approved in other countries.

Two gay weddings have been celebrated in Argentina in recent months, with both later annulled by the court.

More than 60 gay and lesbian couples have presented marriage applications in Argentina, where four cities including Buenos Aires currently permit a civil union between persons of the same sex.

The civil union ordinance in the city of Buenos Aires, approved in late 2002, was the first legal acceptance of same-sex couples in Latin America.

Última actualización el Viernes, 02 de Abril de 2010 09:40
 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack