antipatriarcales, antifascistas, antiimperialistas

antipatriarcales, antifascistas, antiimperialistas

buscar

Síguenos en Twitter:

Insurrectasypunto es integrante de

Apostasía Colectiva en Argentina

Venezuela: Línea Aborto

Información Segura

Telef: 0426 - 1169496

 

629 personas secuestradas por el estado sionista de Israel, que ayer asesinó a 10 pacifistas. ¡Nuevo barco viaja hacia Gaza! Imprimir E-mail
Miércoles, 02 de Junio de 2010 02:01

 

Kaos. Internacional

La ONU y la OTAN no condena expresamente al Estado sionista de Israel. Los secuestrados son turcos (mayoría), israelíes, palestinos, europeos, estadounidenses y un sobreviviente judío del Holocausto.

Un nuevo barco desafía el bloqueo a Gaza

El "Rachel Corrie", cargado con ayuda humanitaria, busca volver a desafiar el bloqueo a Gaza.

Redacción / BBC Mundo

Rachel Corrie fue una activista estadounidense pro palestina que murió hace siete años aplastada por una excavadora militar israelí. Ahora, un barco bautizado con su mismo nombre vuelve a desafiar a las autoridades de este país.

Cuando todavía continúan las reacciones por el operativo israelí contra la "Flota de la Libertad" en el que al menos nueve activistas murieron, el "Rachel Corrie", con bandera irlandesa y un cargamento de ayuda humanitaria a bordo, tiene previsto acercarse a Gaza, en un nuevo envite al bloqueo.

El "Rachel Corrie" iba a liderar la flotilla hacia la Franja que el lunes sufrió el abordaje de los comandos de Israel, pero problemas técnicos los otros barcos lo dejaron rezagado.

Según declaraciones de funcionarios israelíes, este buque correrá la misma suerte que los anteriores.

"No permitiremos que ningún barco llegue a Gaza y provea lo que se ha convertido en una base terrorista que amenaza el corazón de Israel", advirtió el viceministro de Defensa de Israel, Matan Vilnai.

El navío, que salió el lunes desde Malta, es un mercante comprado por activistas pro palestinos. Entre la carga declaran equipos médicos, sillas de ruedas, suministros para escuelas y cemento, elemento que Israel no permite entrar en Gaza.

"Masacre"

Las autoridades israelíes repiten en todos los foros una idéntica versión oficial: la flotilla buscaba romper un bloqueo que consideran legal, por lo que sus fines no eran humanitarios, y sus soldados, una vez consumado el abordaje, respondieron en legítima defensa a los palos y cuchillos con los que fueron atacados por los activistas.

La "Flota de la Libertad" estaba en aguas internacionales rumbo a la franja palestina de Gaza cuando fue abordada por tropas de elite israelíes. La mayoría de las seis naves que la componían viajaban bajo bandera de Turquía, durante la última década, el principal aliado de Israel en el mundo musulmán.

El gobierno turco se ha puesto a la cabeza de las protestas contra Israel. Para el primer ministro Recep Tayyip Erdogan, el operativo fue una "masacre sangrienta". "Incluso los bandidos y piratas tiene reglas éticas, este ataque debe ser castigado", declaró.

"Estado terrorista", "Estado canalla" y "Estado pirata"

Recep Tayyip Erdogan, primer ministro turco

"Estado terrorista", "Estado canalla" y "Estado pirata" que no respeta el derecho internacional ni cualquier regla ética. Esos fueron algunos de los calificativos con los que el jefe del gobierno turco se despachó contra Israel.

"La amistad de Turquía es muy importante. Perder la amistad de Turquía es un gran castigo", añadió.

Tras llamar a su embajador en Tel Aviv a consultas, Ankara canceló tres ejercicios militares planeados con Israel y solicitó reuniones de urgencia en varias organizaciones internacionales, entre ellas la ONU, la OTAN y la Liga Árabe.

Condena a la violencia

Como informa la corresponsal para asuntos diplomáticos de la BBC Bridget Kendall, en Bruselas la OTAN y los embajadores de la Unión Europea se reúnen para expresar su preocupación. Además, en Ginebra el Consejo de Derechos Humanos de la ONU también celebra un encuentro de emergencia.

El ataque israelí al barco de bandera turca ha despertado protestas por casi todo el mundo.

El Consejo de Seguridad de la ONU hizo pública una declaración de "condena a los actos" que, por su parte, Israel tachó de "hipócrita" y "precipitada" ya que, "ni siquiera se ha dado un tiempo de reflexión para considerar todos los hechos", según declaró a la agencia de noticias EFE el portavoz del Ministerio de Exteriores israelí, Yilgar Palmor.

El Consejo de Seguridad además pidió una "investigación independiente" sobre los hechos, algo que fue descartado por el embajador israelí en Londres, Ron Prosser, quien insistió en que su país era perfectamente capaz de llevar adelante las pesquisas por sí mismo.

Otros foros internacionales en los que no están los turcos también han mantenido o planean reuniones de urgencia. La Unión Europea hizo pública su "condena a la violencia" y se sumó a la petición de una investigación. Además, reiteró su llamamiento al levantamiento del embargo contra Gaza.

Entre otras reacciones, una de las más relevantes ha sido la decisión de Egipto de abrir su frontera con Gaza, la única vía para acceder que no pasa por territorio de Israel.

Críticas internas

Mientras el gobierno del primer ministro Bejamin Netanjahu parece no estar dispuesto a dar un paso atrás y mantiene su amenaza sobre el "Rachel Corrie", las críticas a sus métodos también llegan desde el propio país.

En algunas de las columnas y editoriales de los principales diarios del país se pueden leer muy duras críticas fundamentalmente dirigidas al ministro de Defensa, Ehud Barak.

"¿Dónde tenía la cabeza?", "Puño de fuerza", "Los desaguisados como método de acción", "Completa estupidez", "Liderazgo de tontos", "El precio de una política deficiente" o "Fiasco en alta mar", son algunos de los titulares, según cita la agencia de noticias EFE.


Activistas humanitarios desafían el bloqueo de Gaza y envían otro barco

Agencias

Jerusalén. - Activistas propalestinos enviaron otro bote el martes para desafiar el bloqueo israelí de la Franja de Gaza, mientras Egipto declaró la apertura temporaria de un cruce al territorio palestino tras la matanza de nueve activistas por comandos israelíes.

En medio de las tensiones, las fuerzas armadas israelíes dijeron que realizaron una incursión aérea en Gaza el martes y una milicia islámica dijo que tres de sus miembros fueron muertos luego de lanzar cohetes al sur de Israel. Las autoridades del estado judío dijeron que los cohetes no causaron víctimas, dijo AP.

En otro incidente, dos milicianos fueron muertos cuando intentaban penetrar en Israel desde Gaza.

Miles de habitantes de la Franja de Gaza se precipitaron hacia la frontera con Egipto con la esperanza de aprovechar una inesperada oportunidad de salir del territorio bloqueado, mientras una milicia palestina en el norte de Gaza denunció un ataque aéreo israelí en el que murieron tres de sus miembros.

Egipto, que aplica el bloque junto con Israel desde que la milicia Hamas se apoderó de Gaza en 2007, anunció que abriría temporalmente la frontera como gesto humanitario, para el ingreso de ayuda. Sin embargo, no estaba claro cuándo lo haría.


En automóviles cargados hasta el techo con maletas o incluso a pie, miles de palestinos de Gaza corrían a la frontera vigilados por policías de Hamas con armas automáticas.

Murad Muwafi, gobernador de Sinaí, en el norte egipcio, dijo que el presidente Hosni Mubarak ordenó que el cruce fronterizo a la ciudad de Rafá, en la Franja de Gaza, permanezca abierto durante varios días.

La apertura temporal del cruce busca "aliviar el sufrimiento de nuestros hermanos palestinos después del ataque israelí'' a la flotilla, dijo Muwafi. El cruce fue cerrado por Egipto después que el movimiento extremista Hamas tomó el control de la Franja de Gaza en 2007.

Momentos antes, activistas propalestinos prometieron enviar dos barcos más para desafiar el bloqueo israelí de la Franja de Gaza.

Greta Berlin, del Movimiento Gaza Libre que organizó la flotilla, dijo el martes que otro barco había zarpado de la costa de Italia en ruta a Gaza. Se espera que un segundo bote transportando a unas tres decenas de personas se una al primero, dijo Berlin.

"Esta iniciativa no va a parar'', dijo la activista desde Chipre, donde se encuentra la sede del grupo. "Creemos que en algún momento Israel tendrá un poco de sentido común. Van a tener que parar el bloqueo de Gaza y una de las formas para lograr eso es que continuemos enviando barcos''.
La redada provocó una condena internacional feroz contra Israel, protestas en el país y presiones renovadas para levantar el bloqueo que ha acentuado la pobreza de los 1,5 millones de habitantes de la franja costera.

Turquía, que apoyó extraoficialmente la flota, encabezó las críticas al calificar la redada de "masacre sangrienta'' y exigir una condena por parte de Washington. La Casa Blanca, con cautela, pidió que se revelaran los hechos.
Sin embargo, había indicios de que la vieja alianza estratégica entre Israel y su aliado musulmán más importante no se rompería: Turquía canceló tres ejercicios militares conjuntos, no así la compra de aviones israelíes no tripulados por valor 183 millones de dólares que debe recibir en los próximos meses

El ministro de Defensa israelí Ehud Barak acordó con su contraparte turco y el jefe del Estado Mayor el lunes que el hecho no afectaría los negocios militares, dijeron fuentes de la defensa israelí bajo la condición de anonimato.

La flotilla fue el noveno intento por mar de romper con el bloqueo que Israel y Egipto impusieron en la zona después de que Hamas tomara violentamente control del territorio en 2007.

Funcionarios israelíes no han identificado los nueve muertos o las 34 personas que se calcula resultaron heridas durante la redada, pero dijeron que anunciarían los nombres de los fallecidos más tarde el martes.

Dijeron que 50 de los 679 activistas a bordo de la flotilla fueron llevados al aeropuerto internacional de Israel para ser deportados. El resto, dijeron, han rechazado identificarse y permanecerán detenidos en una prisión del sur de Israel.

La ONU lamenta la pérdida de vidas, pero no condena a Israel

El Consejo de Seguridad de la ONU ha lamentado la pérdida de vidas humanas y los heridos en el asalto militar israelí contra una flotilla humanitaria que se dirigía a Gaza.

GARA

NUEVA YORK-. Tras más de doce horas de intensas negociaciones, el Consejo de Seguridad de la ONU ha concluido con su petición de "una investigación rápida, imparcial, creíble y transparente" sobre lo sucedido.

El presidente de turno del Consejo y embajador de México ante la ONU, Claude Heller, ha indicado que ese órgano de la ONU había acordado "pedir la inmediata liberación de los barcos y de los civiles retenidos por Israel".

El Consejo comenzó sus reuniones el lunes hacia las 17.00 GMT a petición de Turquía y del Líbano, país que también lo presidía al ejercer su presidencia hasta la medianoche del 31 de mayo, en que México tomó el relevo para junio.

"Es una declaración aprobada por el Consejo durante una sesión formal y es un pronunciamiento en términos tajantes y contundentes" sobre el incidente", ha declarado Heller al término de la reunión sobre esa declaración no vinculante del máximo órgano de decisiones de la ONU.
 
Heller ha subrayado que en la declaración aprobada "hay una condena de los actos de fuerza y se reitera la importancia de que Israel libere a los detenidos, devuelva los barcos a sus dueños, y la ayuda humanitaria que llevaban sea entregada al pueblo palestino".

El Consejo de Seguridad "subraya que la única solución viable al conflicto palestino-israelí es un acuerdo negociado entre las partes, así como y dos Estados, uno de ellos un Estado palestino independiente y viable viviendo en paz y seguridad con Israel y otros vecinos".

Además, expresa su preocupación porque este incidente se haya producido cuando se están preparando conversaciones de paz entre palestinos e israelíes, por lo que ha instado a las partes "a actuar con contención".

También demanda a la comunidad internacional promover una atmósfera de cooperación entre las partes y en toda la región.


La OTAN exige a Israel que libere a los activistas y a los buques retenidos

La OTAN ha hecho pública una nota en la que exige a Israel la "inmediata liberación" de los activistas detenidos y de los barcos retenidos tras el asalto militar a la flotilla humanitaria y exige una investigación "imparcial y transparente", pero no condena expresamente al Estado sionista. Más de 600 activistas han sido encarcelados, 50 ya han sido repatriados y 46 están hospitalizados, nueve de ellos con heridas graves.

GARA

ASHDOD-. El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha emitido un comunicado tras la reunión extraordinaria del Consejo del Atlántico Norte (CAN) convocada este martes de urgencia a nivel de embajadores a petición de Turquía, con un contenido muy similar al de la declaración aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU.

"Doy mi sincero pésame a las familias de todas las víctimas y condeno los actos que condujeron a esta tragedia", ha declarado Rasmussen, quien ha explicado que la reunión ha permitido mantener "un amplio intercambio de puntos de vista" sobre "todos los aspectos" del "trágico" suceso.

Tras mostrar su "profundo pesar" por las víctimas que causó "el uso de la fuerza durante el incidente en el que estuvo implicado el convoy a Gaza", Rasmussen se ha unido a los llamamientos de la ONU y de la Unión Europea para exigir una investigación "pronta, imparcial, creíble y transparente".

"Como cuestión urgente, también pido la inmediata liberación de los civiles detenidos y de los barcos retenidos por Israel", concluye la nota.

Procesados y encarcelados

Alrededor de 700 activistas que se encontraban a bordo del convoy humanitario atacado por el Ejército israelí han sido procesados en la ciudad portuaria de Ashdod y sus alrededores, adonde fueron conducidos los seis barcos de la flotilla después de ser capturados.

Más de 600 han sido encarcelados, tras negarse a firmar su deportación. Alrededor de medio centenar han sido repatriados a sus países de origen, mientras que otros 46 están hospitalizados, nueve de ellos con heridas graves.


La mayoría de los detenidos son turcos, pero también figuran entre ellos israelíes, palestinos, estadounidenses y numerosos europeos –políticos, intelectuales e incluso un superviviente judío del Holocausto–.

Turquía ha enviado tres aviones para recoger a los ciudadanos turcos heridos en el ataque.

Los tres aparatos son aviones-ambulancia y dos de ellos pertenecen al Estado Mayor del Ejército y el tercero al Ministerio de Sanidad.

Imágenes confiscadas

Entretanto, las grabaciones de vídeo, cámaras de fotos y los teléfonos de los activistas siguen confiscados.

La portavoz del Ejército israelí, el coronel Avital Leibovitz, ha señalado a Efe que las cámaras y teléfonos "fueron confiscados al principio de la operación, porque no sabemos lo qué hay en esos instrumentos y en el pasado hemos visto cámaras utilizadas para esconder bombas".

Cuatro de los fallecidos, turcos

Hoy se ha sabido que al menos cuatro de los activistas fallecidos en el asalto israelí son de nacionalidad turca, según ha informado el Ministerio de Exteriores de Turquía.

El Ministerio ha indicado que ha sido informado por las autoridades israelíes sobre la identidad de cuatro ciudadanos turcos que fallecieron en el ataque.

Diputadas de Die Linke: "Nos defendimos con bastones"

Las dos diputadas y el ex diputado alemán de la formación Die Linke que viajaban en la flotilla han asegurado hoy en Berlín que los activistas no estaban armados y no tenían más que bastones de madera.

En la comparecencia que han ofrecido tras ser repatriadas a Alemania, Inge Hoeger, de 59 años, y Annette Groth, de 56, han denunciado que el ataque israelí fue "un acto de barbarie" y han manifestado que creen que "hay más muertos que las nueve víctimas oficiales".

Han asegurado haberse sentido "secuestradas" y como si hubieran estado "en medio de una guerra".

Por su parte, el ex diputado Norman Paech, de 72 años, que ha comparecido junto a sus dos compañeras de partido, ha subrayado que "nadie estaba armado" y que los activistas "se defendieron con bastones".

"Fue un ataque a una misión pacífica en aguas internacionales. Los israelíes pueden querer defender su zona militar, pero nosotros estábamos fuera de sus límites. Teníamos derecho a defendernos e incluso de utilizar las armas con las que nos atacaron", ha señalado.


Cerca de 630 activistas de la Flotilla continuarán presos en Israel

Actualmente, unos 629 activistas se niegan a firmar su repatriación y 50 de los defensores de los derechos de los palestinos retornaron a sus países de origen, pero describiendo lo brutal del ataque israelí contra la Flotilla. 

TeleSUR

Al menos 630 activistas humanitarios que viajaban en la "Flotilla de la Libertad" se mantienen encarcelados en Israel luego de ser detenidos en el ataque militar del lunes, mientras que 50 ya han sido repatriados y 46 se encuentran hospitalizados por heridas de bala.

Alrededor de 700 activistas han sido procesados en la ciudad israelí de Ashdod y en sus alrededores, donde fueron llevados los seis barcos de la misión humanitaria luego de ser interceptados por el Ejército.

La mayoría de las personas que son privadas de su libertad son de nacionalidad turca, pero figuran también israelíes, palestinos, estadounidenses y numerosos políticos intelectuales europeos, incluso, hasta un sobreviviente judío del Holocausto.

El Ministerio del Interior israelí informó este martes que 50 activistas fueron llevados al aeropuerto internacional Ben Gurión, ubicado en la capital israelí, para ser repatriados voluntariamente.

Entre los activistas que se niegan a ser repatriados se encuentran tres españoles, uno de ellos el colaborador de teleSUR, David Segarra, según informó el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos.

Asimismo informó que podrían ser encarcelados mientras Israel sopesa otras opciones legales, además sostuvo que se encuentran "bien" en la penitenciaría de Beer Sheva, ubicada en el centro de Israel, a la espera de ver cómo se resuelve su caso.

Además de ellos, 46 civiles, en su mayoría turcos, siguen hospitalizados en varias hospitales de Israel y nueve de ellos presentan heridas de gravedad.

Según un reporte de publicado por RTVE en su sitio de internet se pudo contactar a algunos de los activistas que fueron repatriados quienes explican lo sucedido en el ataque.

"Fuimos hacia el puente y ellos aparecieron desde helicópteros y barcos militares y nos atacaron. Se aproximaron a nuestro barco desde buques militares después de lanzar una advertencia. Les dijimos que estábamos desarmados. Nuestro único arma era el agua", expresó el activista turco, Mutlu Tiryaki.

Malos tratos en Ashdod

Los testimonio de los activistas coinciden en que la mayoría de los miembros de la misión estaban desarmados, así como en la dureza de los métodos implementados por el Ejército israelí y las pésimas condiciones en las que fueron tratados en Ashdod.

"No nos resistimos en absoluto, no hubiésemos podido aunque hubiéramos querido ¿Qué podríamos haber hecho ante comandos de élite que saltaron a bordo? La única cosa que algunos pudieron hacer fue retrasar su llegada colocándose en el puente y formando un escudo humano. Fueron tiroteados con balas de goma y recibieron descargas eléctricas", detalló un activista griego, Mihalis Grigoropoulos, a su llegada a Atenas,

Grigoropoulos, pasajero en uno de los barcos griegos, el Eleftheri Mesogeio, denunció que  también las "condiciones miserables de detención en el puerto de Ashdod" y que "dos militantes griegos fueron golpeados".

"Me hicieron firmar papeles con respecto a mi expulsión sin que yo supiera lo que había en esos papeles porque yo no tenía derecho a un traductor, abogado o a comunicarme con mi familia", ha añadido entrevistado por la televisión griega Ska, poco después de su llegada con cinco compatriotas.

Otro de los que fueron deportados por Israel es el miembro del Comité de Ayuda a los Palestinos, el francés Youssef Benderbal, quien detalló que las instrucciones que les dieron eran precisas: "No provocar, mantener la calma e ir a ellos diciendo que somos pacifistas y no terroristas".

"Ahora bien, si la prestación de asistencia es una provocación, me pregunto en qué mundo vivimos", indicó.

La única diputada israelí que participaba en la "Flotilla de la Libertad", Hanin Zoabi, declaró que el Ejército no pretendía sólo detener los barcos de forma pacífica, sino también causar víctimas.

"Estaba claro por las dimensiones de la fuerza con que el Ejercito de Israel abordó el barco, que el propósito no era detenerlo, sino causar el mayor número de bajas para impedir futuras iniciativas similares", denunció en una rueda de prensa desde Nazaret, al norte de Israel.

"Nuestro objetivo era romper el bloqueo. No teníamos planes para un enfrentamiento. Israel efectuó una operación militar provocadora", recalcó.

La diputada contó que había escuchado cómo los barcos del Ejército israelí disparaban durante el asalto a la nave.

"No había ningún pasajero con palos. Desde donde yo estaba, no vi ningún palo ni nada que se la pareciera", apostilló.

Pese a esto, el ex diputado del Partido de la Izquierda alemana, Norman Paech, aseguró que sí había visto dos bastones de madera que utilizaron para sacar a los militares de la embarcación.

"He visto dos bastones de madera que se utilizaron. No había nada más", reconoció a su llegada.

"Nunca hemos visto usar un cuchillo como arma. Con esos bastones se defendían a sí mismos", ha declarado en una conferencia de prensa poco después de su repatriación.

"Fue un ataque a una misión de paz en aguas internacionales. Los israelíes si lo desean, puede defender su área de defensa militar, pero estábamos fuera de estos límites. Teníamos derecho a defendernos, e incluso el uso de armas con la que atacamos", defendió.

El ex diputado fue repatriado junto con cuatro compatriotas que también iban a bordo del Mari Mánmara.

Dos de ellos, actuales diputados izquierdistas confirmaron que nadie estaba armado.

 

Última actualización el Miércoles, 02 de Junio de 2010 02:34
 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack