antipatriarcales, antifascistas, antiimperialistas

antipatriarcales, antifascistas, antiimperialistas

buscar

Síguenos en Twitter:

Insurrectasypunto es integrante de

Apostasía Colectiva en Argentina

Venezuela: Línea Aborto

Información Segura

Telef: 0426 - 1169496

 

Silvio Berlusconi, atrapado en la Red Imprimir E-mail
Lunes, 27 de Junio de 2011 21:22

Philippe Ridet / Sin Permiso

Internet ha desempeñado un papel de primera importancia en las derrotas electorales del primer ministro italiano. Todo un cambio de época para el emperador de la televisión.

Una silla vacía en un plató de televisión: no hace falta buscar más allá el símbolo de las derrotas sufridas por Silvio Berlusconi durante las elecciones municipales del 30 de mayo, en Milán, y la réplica de este terremoto dos semanas después, durante el voto de los cuatro referéndums planteados a los italianos. La silla vacía era la del candidato de izquierda, Giuliano Pisapia, que prefirió desertar deliberadamente del debate televisivo entre la primera y la segunda vuelta con la alcaldesa saliente, Letizia Moratti, miembro del Pueblo de la Libertad (PDL), sabiendo que no era ahí donde se libraba la batalla política. Mientras Silvio Berlusconi inundaba, según su costumbre, las pantallas con mensajes de apoyo a su candidata, Pisapia estaba en otro lugar.

Y ese otro lugar es el mundo de Internet, de la Web y de las redes sociales. Cosas todas ellas que el inventor de la "telecracia" a principios de los años 80 no conoce, no domina. El hombre que revolucionó la televisión italiana, a menudo para peor, que ha dominado políticamente el país gracias en parte a su potencia mediática, zapea pero no surfea. 

Hablando de Internet, Berlusconi, se equivoca y habla del motor de búsqueda "Gogol", como el escritor ruso, en vez de Google, un poco a la manera de Jacques Chirac que confundía el ratón del ordenador con un ratón de campo... Un ex-consejero de la RAI (la televisión pública) especialista en los nuevos medios recuerda: "Hace cuatro o cinco años me encontré con Berlusconi y me dijo: «Para qué te jorobas con ese chisme, no se puede ganar dinero con eso».  

Precisamente, Pisapia disponía de poco dinero para hacer campaña. Se encauzó de modo natural hacia Internet y la comunicación virtual. "En lugar de convertir a toda costa a Giuliano en un animal televisivo y multiplicar sus intervenciones, hemos buscado los medios más adaptados a su sentido de la escucha, a su modestia, a su voluntad de crear un diálogo en profundidad con los electores", explica Roberto Basso de la agencia Civicom, director de esta campaña victoriosa.

Cinco personas directamente integradas en el equipo de campaña se han ocupado de un sitio en la Red, el blog del candidato, los grupos de amigos en Facebook y los mensajes de Twitter, además de un boletín de noticias (newsletter). Seis meses después,  Pisapia se ha convertido en alcalde de Milán, capital económica de Italia y símbolo de otra manera de hacer política y ganar elecciones. 

Esta reflexión también se la han hecho los promotores del "si" a la abrogación de cuatro leyes sometidas a referéndum. Mientras que a esas votaciones las grandes cadenas de televisión le han dedicado un servicio mínimo sobre lo que estaba en juego en los comicios, de modo que parecían transmitir con su silencio la consigna de abstención, ellos han multiplicado los mensajes sobre las redes sociales, el boca a boca versión 2.0. 

Los sitios de profundización en Internet han publicado análisis, dossieres, comparaciones. Colgados en la Red, los videos de parodia los han visto decenas de miles de usuarios, arruinando los argumentos de los partidarios de la privatización del agua o de la vuelta de Italia a la energía nuclear. Marco Belpoliti, creador del sitio DoppioZero con Stefano Chiodi, analiza este cambio de época: “La televisión es un medio frío. Internet ha devuelto el calor, la vivacidad al intercambio. Twitter ha batido a la televisión”.

“Es un auténtico cambio de época”, se entusiasma Marco Cacciotto, autor de Marketing Politico, Come vincere le elezioni e governare (Il Mulino, 2011) y profesor en la Universidad de Milán. “Esto se ha producido en otros países, pero es una primicia en Italia. Esta vez los usuarios de Internet se han convertido en auténticos mensajeros de una causa. Facebook -- y sus 16 millones de cuentas italianas—ha funcionado como un “hub”, recibiendo y difundiendo información en tiempo real”.

Otro especialista en política y nuevos medios, Alberto Contri, añade: “Las últimas elecciones han sancionado igualmente a una vieja manera de hacer política. El elector internauta ha vuelto a convertirse en protagonista. Ha hecho participar el análisis, la ironía contra las consignas impartidas y recibidas desde arriba”.

Giuseppe Genna se define como “creador de opinión” en internet. Sus mensajes en Twitter se encuentran entre los más leídos. Explica que “mientras dos cadenas de televisión anunciaban datos erróneos sobre el referéndum, el hecho de que se haya conseguido el quórum de un 50% de electores muestra bien que los italianos ya no se informan por medio de la televisión. No hemos tenido nuestra Plaza de Tahrir, pero eso lo ha remediado la Red. Hoy en día, es tu amigo quien te informa”.

“Atención: hace falta, no obstante, respetar la ética de Internet”, nos previene Roberto Basso: “No se utiliza a la Red, se participa en ella aceptando ser iguales todos de cada uno”. Ser modesto, escuchar, encararse…

Cosas todas ellas muy alejadas del universo de Berlusconi. “Al desinteresarse de Internet, el primer ministro ha puesto de relieve su atraso y su resistencia cultural” zanja Marco Cacciotto. “Una cuestión de edad y también de costumbre. Internet no se controla, no se centraliza. Por esta razón es por lo que no puede interesarle a un hombre acostumbrado a la dominación de su campo y su mensaje”.

Mediaset, el imperio de la comunicación levantado por el primer ministro, no ha invertido un céntimo en Internet sino en los tonos para descargar en teléfonos móviles. “Berlusconi es hijo de su época”, explica Alberto Contri. “Con estas dos elecciones, todo un mundo se desmorona. El mundo político y empresarial del ciudadano Berlusconi. Lo que nos dice la red es muy sencillo y muy cruel: el rey está desnudo”.         

Philippe Ridet (1955) es corresponsal del diario parisino Le Monde en Roma y especialista en legislación francesa. En su libro Le Président et moi (El presidente y yo) relata los tres años que siguió a Sarkozy en su campaña.

Traducción para www.sinpermiso.info: Lucas Antón

 

 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack