antipatriarcales, antifascistas, antiimperialistas

antipatriarcales, antifascistas, antiimperialistas

buscar

Síguenos en Twitter:

Insurrectasypunto es integrante de

Apostasía Colectiva en Argentina

Venezuela: Línea Aborto

Información Segura

Telef: 0426 - 1169496

 

Altamira desacartonado, va por un milagro ateo en el Congreso Imprimir E-mail
Sábado, 22 de Octubre de 2011 06:38

 

Mariana Rolleri / El Argentino 

El candidato presidencial de la izquierda no reniega de nada que le acerque más votantes, inclusive de la campaña cuasi religiosa que les dio un empujón en las primarias.

“Parezco un político importante”, bromea al observar tres grabadores sobre la mesa. Aunque el comentario distraiga, el que habla no es un novato en el escenario político. Es Jorge Altamira (69), el candidato a presidente del Frente de Izquierda y de los Trabajadores, que desde 1964 participa activamente en el movimiento obrero y es su referente a escala nacional en la actualidad.

En las elecciones primarias, la fórmula que integra junto a Christian Castillo logró 527.000 votos y obtuvo el pase a los comicios generales del próximo domingo, en lo que fue el primer "milagro" que consiguió la alianza electoral. Ahora, la proeza que se proponen es llegar con su alternativa marxista al Congreso y conseguir una o más bancas.

Cómo se combina la meta de un orden socialista con la actividad parlamentaria, sus propuestas, el "Milagro para Altamira" y una curiosa expectativa para octubre, en esta entrevista.

ElArgentino.com: Luego de tantos años separados, ¿por qué se unieron ahora el Partido Obrero (PO), el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) y la Izquierda Socialista (IS)?

Jorge Altamira: El sentido del Frente es ir a una campaña electoral con dos campos políticos muy delineados. Nosotros que hablamos desde el punto de vista de la clase trabajadora y todos los demás partidos que representan al punto de vista capitalista. Si no hacíamos el Frente, quedaría diluido que toda lucha política es una lucha de clases. Al ponernos todos los defensores de la clase obrera en un polo solo, decimos que los demás son variantes que expresan los intereses de la llamada burguesía.

EA: Y en esta decisión de unirse, ¿cuánto tuve que ver el piso de las primarias?

J.A:
Eso es un factor secundario. Nadie (y no habló por mí, sino por el PTS y por la IS) hubiera aceptado un acuerdo trucho para superar un piso. Acá lo genuino es hablar en nombre de la clase trabajadora en una lucha electoral. Le atribuyó mucha más importancia a la crisis mundial que al piso porque esta crisis fuerza a la izquierda a presentarse con una fisonomía muy definida.¿Quién la va a pagar a la crisis? ¿Los obreros o los capitalistas? Y para que la paguen los capitalistas proponemos un programa de grandes cambios sociales.

EA: En el resultado de las primarias, ¿Qué ingerencia cree que tuvo la campaña mediática y cuánto la militancia de los partidos que integran el Frente?

J.A:
La militancia de todos los partidos fue la campaña. El impacto mediático parece que fue muy importante, pero también fue muy interesante que para una campaña de primarias hicimos spots que hablaban de las reivindicaciones que defendíamos y los demás partidos, no. Slogans, frases, imágenes, pero nadie decía “vamos a hacer esto”. Nadie consideró necesario dirigirse a la población con un programa y nosotros lo hicimos. Y ahora se comprueba que no es porque las anteriores eran las primarias, ahora de nuevo, en los spots, los demás partidos no dicen cuál es su programa.

EA: También alrededor de la necesidad de superar el piso de las primarias, y no de la plataforma, los periodistas Rial y Sylvestre armaron “Un Milagro para Altamira” y tuvo mucha repercusión.

J.A: Te voy a contar un ejemplo interesante. En Chile, en las últimas elecciones hubo un tipo que hizo una gran campaña. Salió tercero. Algunos creían que iba al balotaje. A ese tipo lo conocieron en la campaña. A mí me conocen hace 25 años. ¿Te das cuenta? Entonces dicen “Ay, hagamos un Milagro para Altamira. Si lo que piensa más o menos me gusta o llegué a la conclusión después de 25 años de experiencias frustradas que al final tenía razón, y bueno démosle más de 400 mil votos”. A un partido se lo ayuda por su programa, sino por qué. Entonces no se puede disociar el reclamo que se hace por alguien con qué cosas tiene ese alguien que te motivan a ayudarlo.

EA: ¿Por qué usted tomó el término milagro...

J.A:
No, no, yo no lo tomé. Está todo grabado.

EA: Lo utilizó y dijo “hicimos el milagro”.

J.A: Lo que pasa es lo siguiente, no soy un amargo. Si alguien viene y me dice “usted, Altamira, ¿logró el milagro?”, le contesto si sí o no. Eso no quiere decir que diga que es un milagro. En el programa de Rial cuando se armó esto fue una larga conversación sobre la izquierda en la que dice que va a votar al FIT y Sylvestre, lo mismo. “Tengo 850 mil seguidores en Twitter, el doble de los que necesita. Vamos por un Milagro para Altamira, ¿Qué le parece?”, dijo Rial. Y le contesté: “Si ustedes creen en milagros, adelante”.

E.A: Otros dirigentes del FIT dicen que lo del “milagro” refiere a una casualidad y no da cuenta de la construcción política. Entonces, ¿por qué usted sí tomó ese término sin hacer ninguna salvedad al respecto?

J.A: El único que lo hice fui yo. Primero, nadie habló sobre el tema en la campaña y cuando terminó todos dicen que no fue un milagro. ¡Qué lindo, qué vivo! Lo hubieras dicho antes. Claro, ahora que ya lo tengo, no es ningún milagro. El único que se diferenció fue Jorge Altamira cuando le dijo a Rial “si vos creés en milagros, adelante” con lo cual dejó establecido una suerte de frente unido entre los que no creen en milagros, como Altamira, y los que creen como Rial (imaginate que a esta altura de mi vida no me voy a hacer creyente). Hubiera sido una agresión a la ciudadanía argentina que cree en milagros, luchar contra sus ideas, en lugar de luchar contra el Gobierno y los partidos opositores para que nos voten a nosotros.

EA: De entrar al Congreso, ¿cuáles son los temas que consideran urgente debatir?

J.A:
Primero, que los representantes de la Anses sean jubilados y trabajadores electos como lo reglamenta la ley. El Gobierno la tiene intervenida para pagar la deuda externa, pero está violando la ley. Este es uno de los pocos países del mundo donde la izquierda proclama que se aplique la ley votada por los capitalistas y los capitalistas violan sus propias leyes. Otro tema, es el 82% móvil, un salario mínimo igual al costo de la canasta familiar y terminar con la precarización laboral mediante una ley que establezca que todos los trabajadores estén bajo convenio y formando comités en las empresas, que normalicen, regularicen, bajo convenio, a los trabajadores que se encuentran trabajando en forma precaria, con contratos de tiempo parcial y todo ese tipo de cosas.

EA: Si en algunos de esos tópicos coinciden con otros partidos ¿podrían votarlos en común?

J.A:
Si hay propuestas en común sería una tontería no hacerlo. Pero desconozco que haya una propuesta de otro partido que coincida con la nuestra. Por ejemplo, ¿cuál sería?

EA: Con Proyecto Sur tienen denuncias similares contra la minería, la propiedad de los recursos naturales...

J.A:
Sobre el tema de la minería las posiciones de Proyecto Sur ya se agotaron porque era la Ley de Glaciares, que ya la aprobaron y funciona. Pero la Ley esa es un engaño porque las provincias hacen lo que quieren y sobre eso no hay ningún planteo. Esta ley está siendo vulnerada en todas las provincias.

EA: Segùn planteó Castillo, a través del camino legislativo no lograrán los grandes cambios que quieren, sino que tienen que hacer más hincapié en la sumar a la militancia y movilización. Entonces, ¿para qué entrar al Parlamento?

J.A: Acá hay una confusión fenomenal. En primer lugar, la actividad parlamentaria nuestra es militante, no hago distinción. Todos los proyectos de ley que planteamos serán apoyados por la movilización. De modo que oponer el parlamentarismo a la militancia no me parece coherente.

EA: Pero si creen que los temas que planteen en proyectos de ley no van a tener apoyo del resto del cuerpo parlamentario. ¿Por qué presentan candidatos?

J.A:
No estoy de acuerdo con eso. Yo logré la aprobación de una ley cuando fui diputado, depende de circunstancias. Nadie puede decir categóricamente que una ley va a pasar o no por un Congreso. Otra cosa completamente diferente es el régimen político actual, la estructura política y si puede ser modifica desde el Parlamento.

EA: ¿Estar en el Congreso qué aporta al gran objetivo de transformar el orden social?

J.A: Aporta porque estas cosas que proponemos en el Parlamento forman parte de este nuevo orden social, la lucha por imponerlo va a poner de manifiesto quiénes estamos a favor de los trabajadores y quiénes no; eso va a demostrar la necesidad de que los trabajadores directamente gobiernen para poder aplicar abiertamente esas medidas. El cambio de la estructura de clases no es una tarea parlamentaria sino popular. Ahora, la aprobación del 82% es una tarea popular, pero se puede discutir en el Parlamento.

EA: ¿Sus expectativas para octubre?

J.A: Mis expectativas para octubre son que ElArgentino.com ponga de título “El Frente de Izquierda tiene amplias posibilidades de ingresar al Congreso Nacional”. Esa es mi mayor expectativa.

 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack