antipatriarcales, antifascistas, antiimperialistas

antipatriarcales, antifascistas, antiimperialistas

buscar

Síguenos en Twitter:

Insurrectasypunto es integrante de

Apostasía Colectiva en Argentina

Venezuela: Línea Aborto

Información Segura

Telef: 0426 - 1169496

 

Argentina: Crónica de una orfandad anunciada Imprimir E-mail
Miércoles, 23 de Noviembre de 2011 21:58
 
Lic. Silvia Lommi, Lic. Norma Stola, Ada Beatriz Rico (LA CASA DEL ENCUENTRO - ARTEMISA)

A raíz del asesinato de Tomas, el nene que apareció muerto la semana pasada en Lincoln, expertas contextualizan éste y otros casos similares como producto y consecuencia de la violencia de género.

174 hijas e hijos menores víctimas colaterales del Femicidio (*)
'Belén, Juana, Romina, son hermanas, tienen pocos años pero muchas, muchas noches 'de miedo' vividas juntas. De la mano en un rincón de su cuarto tapándose los oídos unas a otras. Romina, con años de experiencia despliega su dolorosa sabiduría, intenta calmar a sus hermanas inventando cuentos.

Afuera el infierno de todos los días, los gritos, los insultos, las corridas.

Otra noche más de golpes, que nunca entenderán. Mañana despertarán y habrá muchas cosas rotas.

'Ya va a pasar, papá está cansado, está de mal humor, tomó mucho vino y no sabe lo que hace', Romina repite prolijamente los argumentos de mamá, los que ya escuchó mil veces, los que oirá mañana. No hay caso, no logra calmar a su hermanita, tampoco ella misma puede. Y los gritos no paran, y mamá pidiendo por favor. 'Ojalá se le ocurriera sacarnos en pijama en el medio de la noche como tantas veces y llevarnos a lo de la vecina, pero no…'

De pronto el silencio, ya no mas gritos, mamá no llora, sólo el ruido de la puerta. Belén está dormida, Juana se acomoda y Romina se duerme mirando a sus hermanas.

... Tras propinar una feroz golpiza a su mujer le dio muerte ahorcándola con sus propias manos. El hecho ocurrió en la cocina de la vivienda familiar mientras que en la habitación contigua dormían sus tres hijas menores de 4, 8 y 10 años de edad. El cadáver de la mujer, fue hallado esta madrugada por personal policial quien acudió al domicilio tras haber sido alertado por una vecina de la familia. El asesino se entregó horas más tarde, quedando a disposición del juez.

Las historias se repiten, cambiando los nombres, las edades, los lugares.

El Femicidio es el asesinato de mujeres como resultado extremo de la violencia de género que ocurre tanto en el ámbito privado como en el espacio público.

Los hijos e hijas de estas mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas son las víctimas más vulnerables, las más olvidadas y las menos visibles de la violencia de género. Niños, niñas y adolescentes, que no pueden hacer otra cosa que soportar la violencia, finalmente se encuentran con la cruel realidad de no tener a su mamá porque fue asesinada por ese hombre que puede ser el padre, o el compañero de su madre.

Impacto psicoemocional: consecuencias

Un acontecimiento de estas características tiene un impacto altamente traumático para sus vidas. La sintomatología concomitante cumple con los criterios diagnósticos para estrés post traumático o depresión (F43.1) y (F.32) según el Manual Diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM-IV.

Algunos de sus múltiples efectos se evidenciarán en el área emocional, tales como la dificultad en el control de expresiones de agresión, sentimiento de indefensión e impotencia y miedo; en lo social se dificultará la comunicación y el establecimiento de vínculos estrechos; en lo cognitivo, dificultades en la atención y concentración.

Sus vidas se modifican, se afecta su escolaridad, sus relaciones de amistad y familia. En muchos casos deben abandonar su hogar, perdiendo amistades y renunciando a sus pertenencias y espacios cotidianos.

Esta cruenta realidad de niños y niñas debe ser reconocida en forma urgente. Es necesario implementar medidas para la contención, atención y protección de quienes son víctimas colaterales del Femicidio de sus madres.

El Estado deberá garantizar a los y las menores, los medios necesarios para continuar con sus estudios, acceder a atención médica y psicológica y cubrir sus necesidades básicas.

Aspectos legales

Finalmente hay que considerar la situación legal en la que quedan estos niños y niñas.

En un asesinato de una mujer por violencia sexista, el padre de las y los menores y autor del asesinato, no pierde la patria potestad, sólo se interrumpe hasta su libertad y la guarda puede ser definida por él.

Si analizamos las sentencias que salen publicadas en medios de comunicación por violencia de género, la condena promedio que recibe el agresor es de 12 años y, al cumplimiento de la misma, tiene todos los derechos legales sobre sus hijas e hijos, hasta que cumplan la mayoría de edad. Por lo tanto, hay menores en orfandad cuya educación está a cargo del asesino de su madre, por este motivo muchas veces las familias de la víctima deben comenzar un juicio por tenencia.

Por esto es imprescindible la incorporación de la figura de Femicidio al Código Penal como una figura penal autónoma, para que el accionar del femicida reciba una condena de prisión perpetua.

Pero también sería necesaria una modificación al Código para que el femicida pierda automáticamente la patria potestad de los y las hijas de la mujer que asesinó, y sería importante la posibilidad de contemplar que la misma se haga extensiva a otros/as que tuviera con otra mujer teniendo en cuenta la gravedad y las características del delito y con el fin de preservar el vínculo entre hermanos y hermanas.

Estos cambios en los marcos jurídicos permitirían condenar efectivamente los crímenes por violencia de género, y eliminarían los vacíos legales que dejan en la mayor desprotección a cientos de menores.

Última actualización el Miércoles, 23 de Noviembre de 2011 22:02
 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack