Argentina: Justicia para Natalia Gaitán, fusilada por lesbiana Imprimir
Lunes, 22 de Marzo de 2010 19:24

NO en mi nombre - Apostasía Colectiva en Argentina

Quienes participamos de Apostasía Colectiva manifestamos nuestro repudio al asesinato lesbofóbico de la joven cordobesa Natalia Gaitán, fusilada en esa provincia el pasado 6 de marzo por Daniel Torres, el padrastro de su novia.

 

Los crímenes de odio son la consecuencia más extrema de discursos denigratorios y actos de discriminación, que van desde el insulto hasta la agresión física, pasando el desconocimiento activo de las sexualidades no hegemónicas. Entendemos que la Iglesia Católica es una institución de relevancia en esa trama, ya que no sólo milita activamente contra el placer y el libre ejercicio de los derechos sexuales de todas las personas sino que pomueve el odio y la discriminación hacia las lesbianas, gays, transexuales, bisexuales, transgénero, intersexuales y heterosexuales heterodoxos.

La Iglesia nos quemaría como antaño en una hoguera si no conociera hoy formas más sutiles de la destrucción. Una de ellas es la difusión de argumentos que patologizan y criminalizan el deseo no heterosexual. Y que como bien admite Monseñor Aguer, exceden a los practicantes de esa fe pues “se han hecho cultura” y tienen “gran arraigo en el pueblo argentino”.

Reconocer la responsabilidad que le cabe a la Iglesia Católica en los crímenes de odio no disculpa al asesino individual Daniel Torres, para quien exigimos jucio y castigo. Pero hace más compleja la trama de la responsabilidad.

Los Estados que centralizan su poder en el marco de los derechos de humanos y humanas, y accionan políticas sociosexuales afines, deben revisar y explicitar los consensos que sostienen con la Iglesia Católica al costo de nuestras vidas y de nuestros cuerpos.

Colectivo NO en mi nombre / Apostasía Colectiva en Argentina