Fusilada por lesbiana (poema) Imprimir
Viernes, 26 de Marzo de 2010 02:19

[Gaitán.jpg]

Gabby De Cicco / Rimaweb

a Natalia Gaitán y a las cumpas activistas...

No hay lugar para el dolor
o bien se agarganta hacia adentro
donde en el plexo las respiraciones
circulan y terminan en grito de protesta,
de lucha. Aliento de madre que puja
y da vida a la hija que nunca debió morir
así: fusilada, presa del bestiario
que crea la ignorancia y la barberie
de quienes creen saberlo todo.

La impune bestia que gatilla y no se cansa
de matar al deseo que ronda cuerpos, mentes, almas;
mata a quien sea, pero es aquí
por deseo a la otra.

Dos mujeres juntas crean caos, revoluciones.
Las balas no puden contra ellas en el plano
de lo que crece desde esa sangre gravitada:
miles de voces, miles de gestos pidiendo justicia.

De una lesbiana muerta salen otras que deciden
decir: sí, yo también soy torta. Yo también amo
a esa mujer que despierta o se duerme en mis brazos.

Quiero, queremos, la libertad del amor, dicen aquellas
que salen del agujero fatal abierto por la bala. Queremos
justicia y que ninguna más muera por amar a otra
que amamanta hijos, que cuida enfermos, que da clase
en las escuelas.
Amor de mujer a otra: la muerte no podrá
detenernos, y las que están muertas,
a las fusiladas, a las violadas, a las desaparecidas,
ellas se reproducen en nosotras y gritan
y salen a la calle y brillan.

No son mártires, son víctimas. Y no hay
tiempo que perder. Y hay besos que dar,
y caricias que recuperar y justicia
por lograr.

Gabby De Cicco