El boicot a Israel salta a la agenda electoral del Estado español Imprimir
Lunes, 25 de Mayo de 2009 04:02

ANMCLA Palestina

Izquierda Anticapitalista califica el impulso al boicot de "tarea inaplazable" del movimiento de solidaridad con el pueblo palestino.

El próximo 7 de junio tendrán lugar las elecciones al parlamento europeo, una consulta que podría deparar importantes sorpresas, habida cuenta la erosión de credibilidad de las instituciones asociadas al capitalismo y al imperialismo, encarnados en la Unión Europea tanto como en EEUU. La campaña en el estado español, rica en alternativas progresistas que cuestionan radicalmente el sistema, suma un novedoso ingrediente de solidaridad activa: la inclusión en la agenda del movimiento de boicot, sanciones y desinversión contra Israel, como respuesta al régimen de ocupación sionista de Palestina.

Izquierda Anticapitalista, por el boicot y el fin de la ocupación
La lista alternativa Izquierda Anticapitalista ha incluido el boicot en su agenda de campaña, como "una tarea inaplazable del movimiento de solidaridad con el pueblo palestino". También exige la anulación del Acuerdo Preferencial de Comercio de la UE con el Estado de Israel, "así como la suspensión de todo tipo de acuerdo social, educativo o cultural con Israel hasta que acate el derecho internacional y los principios universales de respeto a los derechos humanos".

La UE debe "exigir del Estado de Israel que indemnice al pueblo palestino por los daños humanos y materiales sufridos", así como que ponga fin inmediatamente a la ocupación de Cisjordania y Gaza y reconozca a la representación del pueblo palestino legítima y democráticamente elegida. La plataforma también exige el reconocimiento de la autodeterminación del pueblo saharaui, cuyo territorio fue objeto de un traspaso colonial en 1975 por parte de la moribunda dictadura franquista, a manos del régimen dictatorial marroquí.

Una respuesta antiimperialista a una crisis sistémica
El programa señala que las elecciones coinciden con "una crisis sistémica, global y civilizatoria de enormes y graves consecuencias y una crisis de legitimidad de la Unión Europea (UE), empeñada en proseguir el rumbo neoliberal y neoimperialista que la ha convertido en “arma de destrucción masiva de derechos”". De ahí se deriva la necesidad urgente de ofrecer una "respuesta anticapitalista" a la crisis y a la UE – para lo cual se ha acordado promover una candidatura abierta a activistas sociales, sindicalistas e independientes, para sumarse a "otras voces dispuestas a ofrecer un camino, por abajo y a la izquierda, en la lucha por otro mundo y otra Europa".

La plataforma alternativa incluye la exigencia de renuncia y/o derogación de los acuerdos de “Libre Comercio” de la UE, la efectiva cancelación de la deuda externa de los países empobrecidos y el pago de la deuda ecológica, como puntos de partida para "un cambio radical en las relaciones UE-Sur, basado en la justicia y no en la “caridad” de las políticas de “Cooperación y Desarrollo” y en el intervencionismo militar". También exigen la retirada de las tropas europeas y de la Otan de Afganistán y el Líbano, y la retirada de las bases militares estadounidenses de Irak, Oriente Medio y Asia Central – e incluso promueve la disolución de la Otan.

Candidato catalán de ICV se suma al llamado
También Raúl Romeva, candidato a las europeas de ICV (Iniciativa per Catalunya), ha sumado el boicot a su campaña, al afirmar que si sale reelegido como eurodiputado defenderá su aplicación, mientras que el gobierno de Israel no modifique "radicalmente" su actitud frente a Palestina. Romeva ha señalado sus tres compromisos básicos respecto al conflicto: asegurar que la ayuda internacional llega a los territorios "más necesitados"; defender la cancelación de los acuerdos de asociación preferencial de la UE con Israel; y promover la aplicación del boicot.

ICV es un partido nacionalista catalán de tendencia progresista, que gobierna en coalición con el partido nominalmente socialista que gobierna también en Madrid. Las declaraciones de Rovera han ameritado un titular de la agencia EFE, que se refiere también a la "fuerte polémica" que tuvo lugar en enero cuando el presidente del partido acudió a una manifestación en Barcelona a favor de Palestina, originando las consabidas protestas del embajador de Israel.

La nota asegura que Rovera "reclama" el boicot", y que habría señalado que se debe utilizar "cualquier vía" para condicionar al régimen sionista. Esta cobertura intencionada evidencia el interés de la agencia de mostrar al candidato como un "radical", y de impulsar una nueva protesta del sionismo español, pero también señala la pujanza de un movimiento de boicot que está agarrando renovado auge.

Crisis en la democracia de corona
Las elecciones al parlamento europeo coinciden con un momento delicado para el "pacto social" surgido hace más de 30 años, luego de 4 décadas de dictadura franquista, y con los efectos crecientes de la crisis derivada de la rapiña en el capitalismo financiero central, que golpean la economía española con especial virulencia.. Aunque los principales actores políticos de la hegemonía parlamentaria cuentan con el favor de los poderes fácticos en su juego de alternancias, la monarquía y la democracia formal que operativiza el reinado del capital enfrentan un importante proceso de erosión – como quedó evidenciado en la reciente censura a la que se obligó el canal de TV estatal, para silenciar el abucheo generalizado que enfrentaron el monarca y el himno durante la final de la Copa de fútbol “del Rey”.

La evidencia de un régimen pactado en progresivo repliegue defensivo se evidenció de nuevo esta semana, cuando los poderes públicos del Estado y los partidos del pacto se aliaron para sacar del juego a otra de las candidaturas alternativas a las elecciones europeas, Iniciativa Internacionalista - Solidaridad de los Pueblos. Esta lista incluye a militantes activos de la causa palestina, como Angeles Maestro, y al indiscutible maestro de la solidaridad, el intelectual y dramaturgo Alfonso Sastre. La jugada aplicada en el marco del "Estado de derecho" ha derivado en la decisión inicial del Tribunal Supremo de ilegalizar la lista, exabrupto que ha sido salvado in extremis por el Tribunal Constitucional.