Asesinados tres homosexuales en Cúcuta. Ya son cinco asesinatos en una semana Imprimir
Martes, 07 de Septiembre de 2010 01:57

 

RCN Radio  

Tres miembros de la comunidad LGBT fueron asesinados en el centro de Cúcuta, Norte de Santander. La semana pasada habían asesinado a otras dos personas.

Las personas que murieron fueron identificadas como Anderson Eli Gómez, Emerson Camargo y un menor de edad de 17 años.

Minutos después, la Policía capturó a un hombre de 26 años que presuntamente sería uno de los agresores.

Según las autoridades, durante el fin de semana fueron asesinadas entre 7 a 10 personas en diferentes hechos en el Área Metropolitana de Cúcuta.


Piden investigar el asesinato de dos integrantes de la comunidad LGBT en Medellín

La Personería de Medellín y organizaciones sociales de Derechos humanos en Medellín reclaman resultados eficaces en las investigaciones sobre los crímenes de odio que se vienen cometiendo contra la población LGBT en Medellín, donde en los últimos días fue asesinada una pareja de mujeres de esta población.

En el barrio Santa Cruz, parte baja de la comuna nororiental de Medellín, fueron asesinadas a balazos las mujeres Janet Carmenza Amaya, de 35 años, y su pareja María Elena Murillo Caicedo, de 26, dos reconocidas líderes de la comunidad y de la población LGBT en Medellín.

Según la Personería de Medellín, las investigaciones adelantadas por la Fiscalía en las múltiples denuncias por crímenes de odio en esta ciudad, han dejado mínimos resultados para esclarecerlos, y pidió una mayor eficacia en estos procesos judiciales.

El personero Jairo Herrán Vargas declaró a Caracol Radio que se trata de “homicidios que se quedan sin esclarecer, que con el paso de los años pasan olvido, porque tampoco hay una metodología de trabajo que le permita resolverlos, salvo en caso excepcionales”.

Activistas de derechos humanos y de la población LGBT en Medellín también pidieron a la Fiscalía que trate al máximo de esclarecer las muertes de varias personas de esa comunidad, y en particular precisar si la muerte de las dos mujeres en la comuna nororiental de la ciudad obedeció a sus actividades comunitarias o a su opción sexual y de vida.

De todas maneras, en ambos casos, es grave que sean asesinadas personas alejadas a los conflictos urbanos y que están trabajando por la comunidad, expresó uno de los activistas consultados.